Haciendo compras

Una pareja estaba haciendo sus compras para el hogar. De repente, la esposa se da cuenta que su esposo no está. La señora se enfurece y llama a su esposo al móvil:

- ¿Dónde te metiste, pedazo de imbécil desgraciado?
Él le contesta:
- Mi amor, ¿te acuerdas de la joyería en la que viste el collar de perlas y el reloj de los cuales te enamoraste...y te acuerdas de que te dije: Mi amor, no te preocupes, algún día serán tuyos ?
La mujer ruborizada y con mucho amor le contesta:
- Sí, ya me acordé mi cielo, mi viejito lindo y hermoso, corazoncito bello, divino, mi encanto...
- Bueno, pues estoy en el bar que está justo enfrente...

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales