Chiste: Jubilado en Oficina de Seguridad Social

Chiste: Jubilado en Oficina de Seguridad Social

Un anciano recién jubilado ingresa a la oficina de la Seguridad Social para solicitar su nueva tarjeta.

Después de esperar en la cola por un largo tiempo, llega al mostrador. La mujer de recepción le pide su licencia de conducir para verificar su edad.
Un anciano recién jubilado ingresa a la oficina de la Seguridad Social para solicitar su nueva tarjeta.  Después de esperar en la cola por un largo tiempo, llega al mostrador. La mujer de recepción le pide su licencia de conducir para verificar su edad.
Chiste de ancianos,
Busca en sus bolsillos y se da cuenta de que había olvidado la cartera en casa...


"¿Voy a tener que ir a casa y volver ahora?", pregunta.

La mujer le pide : 
"Desabróchese la camisa, por favor."

Así que abre él su camisa, y deja el pecho al descubierto con un montón de pelo rizado plateado.

Y ella le dice: 

"El vello cano en el pecho es una prueba concluyente para mí."

Y procede a procesar la solicitud del señor.

Cuando llega a casa, el hombre le cuenta a su esposa con entusiasmo su experiencia en la oficina de la Seguridad Social.

Ella le mira y le dice:

"Debiste bajarte los pantalones, así también te hubiesen concedido la subvención por discapacidad permanente."
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales