Chiste: La perra del borracho

Chiste: La perra del borracho



Un borracho que iba con su perra, y al ver un bar decide dejarla atada a un árbol y entrar a beber algo más. 

En eso iba pasando un policía, y como la perrita estaba en celo, había muchos perros machos alrededor suyo. 

El policía decide entrar al bar y pregunta: 

-¿De quién es la perra del árbol? 

El borracho contesta: ¡Es mía! 

El policía le dice: 

-Su perra esta en celo. 

-¡No puede ser, si yo no le he dado motivos!, contesta el borracho. 

Dice el policía: 

-No señor, quiero decir que su perra esta alzada 

-¡Pero no puede ser, si yo la deje en el piso! 

-Señor,lo que le digo es que su perra está caliente. 

Y el borracho dice: 


-¿Pero si yo la deje en la sombra? 

El policía enfadado le grita: 

-¡Que su perra quiere tener relaciones sexuales! 

Y el borracho le contesta: 

-Pues venga hijo,¡yo siempre quise tener un perro policía!.
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales