Chistes de borrachos - Borracho y el policía.

Este borracho se acostó en un banquillo del parque.

Llegó el policía y golpeó con la macana sobre el banquillo, y dice: 
Chiste de borracho, banquillo, parque, policía, macana.Aquí no se puede dormir. 

El borracho se levanta y cuando el policía sigue dando la ronda, se acuesta en otro banquillo. 

A los pocos minutos llega el policía de nuevo y golpea en el banquillo, y dice: te he dicho que aquí no se puede dormir.

El borracho se levanta (refregándose los ojos) y le grita al policía:

Pues claro que no se puede dormir, tu golpeando y haciendo ruido con esa macana toda la noche. quién va a dormir...


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales