Chistes de abogados - El perro de un abogado.

El perro de un abogado, corriendo sin correa entra en una carnicería y se roba un gran pedazo de carne.
El carnicero siguió al perro hasta la oficina del abogado y le pregunta a éste:
Chistes de abogados - El perro de un abogado. -Si un perro entra corriendo sin correa a mi carnicería y se roba un pedazo de carne, ¿Tengo el derecho de exigir al dueño del perro que me pague la carne que el perro robó? 
El abogado contesta: -Absolutamente. -Entonces me debe usted 9 euros. 
Su perro me robó un pedazo de carne hace unos momentos. 
El abogado sin decir ni una palabra, escribe y entrega al carnicero un cheque amparando los 9 euros. 
Dos días después, el carnicero abre el correo de su casa y encuentra un sobre del abogado. 
Al abrirlo se da cuenta de que es una factura por 50€ en concepto de honorarios por la consulta.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales