Hombre persignándose.

Chiste religioso, hombre, persignaba, monjas.Era un hombre que siempre que salía de un Nigthclub se persignaba y siempre pasaban dos monjas, 

y le dice una a la otra: 
-mira, como este hombre después de salir de una casa de pecado puede persignarse y así todos los días hasta que un día le dice una monja a otra: 
-Mañana como haga lo mismo le pregunto como puede hacer eso 
al día siguiente otra vez lo mismo 
y le dice la monja al hombre: 
-mire como usted después de salir de esta casa de pecado puede persignarse 
y le dice el hombre: 
-¿yo persignarme? 
-yo digo, a ver manolo (tocándose la cabeza), la bragueta subida (bajándola), el móvil (tocándose la parte izquierda del pecho), la cartera (tocándose la parte derecha), no huelo a chocho (poniendo la mano en la nariz) pa`casa.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales