Chistes de profesores - Maestro se queda dormido.

Cierto día, a mitad de una clase, un maestro de literatura se quedó profundamente dormido detrás de su escritorio. 

Cuando despertó, queriendo disculparse, les dijo muy serio a los alumnos:

Chiste de profesores, maestro, literatura, dormido, alumnos.Me remonte en sueños al tiempo de Don Quijote de la Mancha y le pedí consejo sobre los mejores libros de caballería.

Al otro día, uno de los muchachos se acomodó en su pupitre y lo venció el sueño. 

Al verlo, el maestro lo despertó y le pidió una explicación, a lo que el chico respondió:

Me remonté en sueños al tiempo de Don Quijote, le pregunté por usted y me dijo que no lo conocía.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales