Confesión mortal.

Chiste de matrimonio, marido, confesarte, esposa, estuve, mamá, hermana, amiga, envenené.El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y ya débil, le dice:

- Muy bien, llegó mi hora, pero antes quiero hacerte una confesión.
- No, no, tranquilo, tu no debes hacer ningún esfuerzo.
- Pero, mujer, es preciso. - insiste el marido
- Es preciso morir en paz. Te quiero confesar algo.
- Está bien, está bien.
¡Habla! 
- He tenido relaciones con tu hermana, tu mamá y tu mejor amiga.
- Lo sé, lo sé. - le dice la mujer - Es por eso que te envenené, Desgraciado !!!.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales