Hippy con ganas de monja.

Chiste religioso, monja, atractiva, hippy, carnicero, panteón, rezar.Había una vez una monja muy atractiva, y todos los días un hippy la veía y se decía: 

¿cómo le haré para que esa monja sea mía? Siempre se preguntaba lo mismo, y cierto día lo escuchó el carnicero, y le dijo el carnicero al hippy: 
"yo tengo la solución perfecta para que puedas hacer realidad tu deseo de tener a la monja" 
¿cuál es?-preguntó el hippy- 
mira -le dijo el carnicero- la monja todos los días a media noche va al panteón a rezar un rosario, en ese momento tú puedes llegar vestido de ángel y decirle que eres un enviado del cielo, y la monja hará lo que le pidas. 
así lo hizo el hippy, y se fue muy feliz a comprar su disfraz de ángel, y a la media noche llegó al panteón y se 
encontró a la monja rezando su rosario, y le dijo: 
"no temas, soy un enviado del cielo" 
a lo que la monja respondió: hágase en mi lo que Dios quiera. 
total que el hippy vestido de ángel le dice a la monja que tiene que hacer el amor con ella y la monja acepta, pero le dice que con una condición, que no sea por delante sino por detrás. total que el hippy se la echa y cuando terminan el hippy se levanta bien feliz y le dice a la monja jijiji, te engañé, no soy un ángel, soy el hippy. y la monja le contesta: jijiji te engañé, no soy la monja, soy el carnicero.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales