La virginidad de la novia.

Chiste de casados, noche, bodas, esposa, virgen.Una pareja de recién casados se van de luna de miel a los pirineos. Cuando están en plena noche de bodas ella le dice a él: cariño tengo que comentarte algo, soy virgen! El marido se quedo sin aliento, se puso de rodillas y le canto una saeta. Pasados dos días el hijo vuelve a casa de su madre y la madre viendo que su mujer no venia con él, le dijo: ¿hijo dónde esta mi nuera? Mira mama nos hemos separado? ¿Tan pronto? Si mamá me dijo en la noche de bodas que era virgen! 

La madre llena de mala leche le dice: Muy bien hijo lo que no ha querido nadie que no sea tampoco para ti.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales