Chistes de locos - Loco con la oreja pegada a una pared.

En un manicomio hay un interno que se pasa el día con la oreja pegada a una pared. 
Chiste de locos, manicomio, interno, día, oreja, médicos.

Un día uno de los médicos decide averiguar que es lo 
que esta escuchando, así que se acerca a la pared, se pone al lado del loco y al cabo de unos minutos dice : 

- Pues yo no oigo nada.

- Ya lo se, esta pared ha estado callada desde hace tres años.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales