Penitencias duras.

Chiste religioso, pueblo, artistas, circo, confesar.En un pueblo una de las artistas del circo va a confesarse.

-Padre, que no se si mi profesión es un poco indecente.
-Cual es, hija?
-Soy saltimbanqui.
-Y que es eso?
-Si, si funambulista, volatinera.
-Pues como no me des mas datos.
-Espere padre...
La tía sale del confesionario y se da dos volteretas laterales y un triple salto mortal. De pronto todas las viejas salen corriendo de la Iglesia. Dice la saltimbanqui:
-Que les pasa señoras?
-Que nos vamos a confesar al cura del pueblo de al lado, que este manda unas penitencias muy difíciles.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales