Chiste: Sospecha de cuernos.


Chiste: Sospecha de cuernos.

Un tipo regresa un día antes de un viaje de negocios, después de la media noche. Agarra un taxi en el Aeropuerto hacia su casa. Conversando con el taxista le pregunta si se quiere ganar mil pesos.Un tipo regresa un día antes de un viaje de negocios, después de la media noche. Agarra un taxi en el Aeropuerto hacia su casa. Conversando con el taxista le pregunta si se quiere ganar mil pesos.

Pasa que el tipo sospechaba que su mujer le estaba poniendo los cuernos y que tenía la intención de capturarlos en el acto, pero necesitaba un testigo que respaldara su historia y el hecho. El taxista aceptó y siguieron camino a la casa.

Llegaron calladamente a la casa, el tipo y el taxista llegaron sin hacer ruido a la habitación. 
El marido abrió la puerta, prendió las luces, tiró de las sábanas y estaban desnudos, su mujer con otro hombre en la cama e inmediatamente le puso una pistola en la cabeza.

La esposa le grita:



- ¡No lo hagas....! este hombre ha sido muy generoso... Yo fui la que te mintió cuando te dije que había heredado dinero de una tía que vivía en España. 
Él es el que pagó la hipoteca, el retapizado de tu coche que te regalé para Navidad, pagó nuestro departamento en Miami y en Pinamar, y además es el que paga todas las facturas mensuales...
Sacudiendo su cabeza de lado a lado, el tipo baja el arma y mira al taxista diciéndole:
- Que lo parió loco! decime vos ¿qué hago ahora?
Y el taxista responde:
- Y... yo que vos, lo tapo bien, que no tome frío...

Te recomiendo leer: CHISTE EL TAXISTA

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales