Todas las mañanas.

Chistes de hombre, mañanas, señor, enciende, habano, mechero, clientes.Todas las mañanas, un señor entra en un estanco , enciende un habano en el mechero de gas puesto a disposición de los clientes y sale sin comprar nada. Después de un mes, el propietario del local se dirige al molesto señor:

- ¿se puede saber quién es usted y qué hace aquí?
- pero ¿cómo? contesta cándidamente el otro. ¿No me conoce? Soy el señor que todas las mañanas entra en su tienda para encender el cigarro.



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales