Vendedor de cangrejos.

Chiste religioso, vendedor, cangrejos, convento, monjita.Pasa un vendedor ambulante vendiendo cangrejos llama en el convento de unas monjitas salen dos a la puerta dispuestas a comprarle al hombre la mercancía, la una pregunta que en que se diferencia un cangrejo de una cangreja la otra monjita la muestra el dorso de la cola de un cangrejo y la dice ves este que no tiene nada debajo la cola pues es cangrejo, y ves este otro que tiene las huevas debajo la cola pues cangreja, a lo que contesta la ignorante monjita pues mira entonces el sacristán del convento es cangreja.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales