Chistes de suegra - El cacahuate en la nariz.

Estaba una señora tratando de sacarse un cacahuate de su nariz. 

Repentinamente llega su hija acompañado por un chavo, y ve a su madre haciendo gestos extraños:

Chistes varios.- Mamita, pero qué te pasa, a lo que contesta, es que se me ha atorado un cacahuate en la nariz. 

Entonces su amigo intenta y fácilmente extrae el cacahuate de la nariz. 

La hija aprovecha y dice ¡Mamieste es mi amigo Luis! y adivina que quiere ser de grande!


Hija pues por el olor de sus dedos, yo creo que mi yerno!


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales