No puedo llamarte al trabajo.

Chistes de infidelidad, El marido le dice a su mujer:
– ¿Me podrías decir por favor cuando tengas un orgasmo?
– Pero mi amor, si me dijiste que no podía llamarte al trabajo.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada