Abuelo travieso.

Chistes de ancianosEn el cumpleaños centenario del abuelo está toda la familia reunida cantándole el Feliz Cumpleaños, y en esto que el abuelo viejísimo se ladea, parece que se va a caer de la silla, y todos gritan:
- ¡El abuelo!, ¡el abuelo!, ¡cuidado con el abuelo!
Y entre todos lo ponen en la posición correcta.
Al cabo de un rato se produce la misma situación:
- ¡El abuelo!, ¡el abuelo!, ¡cuidado con el abuelo!
Y así varias veces, hasta que al final el abuelo dice:
- ¡Pero diantres!, ¿es que ni en el día de mi cumpleaños me vais a dejar tirarme un pedo a gusto o qué?

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada