Caballo cansado.

Chistes varios
Un señor vendía naranjas en un caballo y lo maltrataba mucho.Un día el caballo se reveló y le habló a un comprador (a escondidas del amo)y le dijo:
- Este me tiene cansado, yo paso hambre, sed, trabajo todo el día, siempre me tiene amarrado, me voy a morir del cansancio.
El comprador sorprendido le dijo:
- Que raro, un caballo que habla, bueno y si tú hablas, ¿Por qué no le dices tu problema?
El caballo contestó:
- ¿Estás loco? ¡Si él sabe que hablo me pone a vocear naranjas, naranjas, vendo naranjas baratas!

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada