Congreso de órganos.

Chistes varios
En un congreso de órganos humanos, cada uno toma la palabra para solicitar su jubilación.
Corazón: Durante toda la vida estuve bombeando la sangre que abasteció a todas las arterias y las venas.
Ahora estoy cansado y por eso pido la jubilación...
Hígado: Durante toda la vida he resistido las descomposturas por las malas comidas y los excesos. Por eso quiero jubilarme.
Piernas: Hemos sostenido el peso de todos los otros miembros y órganos sobre nosotras. Adonde iban, nos encargábamos de llevar todas sus partes. Estamos cansadas y exigimos la jubilación...
Se oye entonces la voz de otro miembro chiquitito. Los demás piden que se pare para poder verlo.
-Precisamente porque ya no me puedo parar es que pido la jubilación.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada