El vecino de abajo.

Suena el timbre de la puerta.


Chiste de vecinos-Soy su vecino de abajo. 

Estoy harto de los gritos de su esposa por las noches: 

"¡Vamos, Antonio, más, más"!

 ¿Podéis hacer el sexo de una manera menos ruidosa?

-Sí, pero me llamó Víctor, y por las noches trabajo.



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada