Chistes de matrimonio - Esposos en el restaurante.

Mi mujer y yo estábamos sentados en la mesa de un restaurante, yo me estaba fijando en una chica borracha que estaba sola en una mesa próxima, y que balanceaba su copa.
Chistes de matrimonio.

Mi mujer preguntó: "¿La conoces?"

"Sí," dije yo. "Ella es una antigua novia mía...
Sé que empezó a beber después de separarnos, hace ya bastantes años y, por lo que sé, nunca más ha vuelto a estar sobria.

"¡Dios mío!", dijo mi mujer, "nunca pensé que alguien pudiese celebrar algo durante tanto tiempo?"

Y, entonces, la riña comenzó...

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

1 comentarios: