Marido celoso.

Chistes de infidelidad
El marido muy celoso que cada media hora llamaba a su esposa:
- Mi amorrr ¿Dónde andas?
- En la casa mi cielo!
- No te creo, prende la licuadora.
(Riii riiii) Está bien! ¡Te creo!
Media hora después
- Mi amorrr ¿Dónde estás?
- En la casa mi cielo!
- Prende la licuadora
(Riii riiii) Bue' ta' bien, te creo!
Un dia sale temprano del trabajo llega a casa y está el hijo solo:
- ¿Hijo dónde está tu mamá?
- No se papá, salió y yo creo que se va demorar porque se llevó la licuadora!

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada