Numero equivocado.

Chistes de matrimonioEstaba el marido con su esposa en su casa cuando sonó el teléfono.
¡Riing, riing, riing!
Levanta el caballero el teléfono y dice:
- Aló, aló, aló, sí, ¿Cómo? ¿Cómo?, no, no, no, aquí estamos en Atlantilandia.
Y cuelga el teléfono.
Al momento la dama que estaba escuchando le pregunta:
- ¿Quién era amor?
Y él le contesta:
- Era alguien que llamaba y que creía que estaba en Arabia, porque me preguntó que si habían moros en la costa.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada