Sepulturero de oficio.

Chistes variosHay un señor que tiene de oficio -que muy pocos elijen- de sepulturero.
Un día llega a la casa cansado, y le dice a la mujer:
-¡ay!... tuvimos un día hoy!
Y la mujer, alcanzándoles las chancletas, le pregunta:
- ...este... ¿mucho trabajo?
- ¡Agg! Una cosa de locos.
-¿Muchos finados?
-No -le dice el hombre- uno solo.
-¿Pero no decís que tuvieron mucho trabajo?
-Sí -asiente el sepulturero-. Pero uno solo.
-Pero... ¿y qué?, ¿era tan gordo que te dió tanto trabajo?
-¡No! -exclama- pero no sabés quién era el muerto...
-¿Y quién era el muerto?
-El usurero del pueblo, el prestamista.
-¿Y?
-Y que cada vez que lo bajábamos a la fosa la gente aplaudía y decía: ¡otra!, ¡otra!, y lo teníamos que sacar de vuelta.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada