Frenos de locos.

Chistes variosUna mujer Amish está viajando por el camino en su coche movido por un caballo, cuando es detenida por un policía:
-Señora, no voy a hacerle una boleta, pero tengo que advertirle que su coche tiene un reflector roto.
-Oh, le diré a mi marido, Jacob, tan pronto como llegue a casa- promete la mujer.
-Está bien. Otra cosa, señora. No me gusta la manera en que una de las riendas da vuelta por el trasero del caballo y alrededor de uno de sus testículos. Considero eso como abuso del animal. Eso es crueldad para los animales. ¡Su marido tiene que tener cuidado en corregir eso! advierte el policía con severidad.
Más tarde ese día, la mujer llega a su casa y le cuenta al esposo su encuentro con el policía:
-¿Bueno, querida, exactamente qué dijo el policía? pregunta el marido.
-El dijo que el reflector está roto.
-Puedo repararlo en dos minutos. ¿Algo más?
-No estoy segura, Jacob- dice ella - era algo acerca del freno de emergencia...

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada