Rana embarazada.

Chistes varios


Una rana se hace el test de embarazo y le da positivo. Feliz, espera al sapo para darle la buena noticia. Y piensa: 

"En lugar de decírselo directamente, se lo voy a dar a entender... a ver qué atención me presta"
Cuando el sapo llega, ella está tejiendo unos escarpines, pero el sapo cena y se va a dormir sin darle ni cinco. Y la rana, enojadísima, decide vengarse no preparándole la cena del día siguiente. Cuando llega el sapo, la encuentra cenando sola sin el plato de él sobre la mesa. Corre hacia ella, la abraza, la besa, y le dice: 
-¡Mi amor, estás embarazada! 
La rana no entiende nada, no sale de su asombro, y pregunta: 
-¿Y cómo te diste cuenta? 
Y el sapo le responde: 
-Porque el que come y no convida... ¡tiene un sapo en la barriga...!

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada