Chistes de borrachos - Control de Alcoholemia

Esto es un tío que viene en su coche, después de correrse una juerga que para que te cuento y con un olor a licor bastante considerable. De repente le paran una pareja de la guardia civil.

Chiste de borracho

- Buenas noches. Estamos haciendo un control de alcoholemia. Haga el favor y sople por este aparato.

El borracho, a trancas y barrancas, consigue meterse el tubito y consigue soplar. Le devuelve el aparato y el agente al ver los resultados exclama escandalizado:
-Mire, ¿no le da vergüenza? Ha dado 5,3.
Y el borracho exclama:
-¡Coño! ¡ Las 5 y media, mi mujer me va a matar¡

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada