Chistes de parejas - Dislexia matrimonial.

Dos amigos que se encuentran.


-Hombre, Pepe, ¿cómo estás?

Chiste de parejas
-Pues mira, últimamente me pasa algo muy extraño.

Quiero decir algo y me sale una frase parecida, pero de sentido totalmente distinto.

Por ejemplo: ayer estaba en un restaurante, quería pedirle a la camarera las servilletas y me salío:

"¿Me puede servir sus tetas?

-Anda, pues a mí me pasa lo mismo.

El otro día estaba cenando con mi mujer y quería pedirle que me pasara la mostaza y me salió:

 "Mira que me estás amargando la vida, mujer del demonio"



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada