Situación embarazosa.

Chistes variosUn niño va caminando por la calle, y le pregunta a una señora que estaba embarazada y pasaba por allí:
- Oiga ese bulto que lleva ahí de qué es?
Y la mujer respondió:
-Pues esto es que me ha picado una avispa.
Poco más tarde al girar un par de esquinas, el niño se tropieza con una monja que también estaba embarazada , y el chico le dice:
-¿A usted también le ha picado una avispa?
Y la monja responde:
-No a mí me ha picado un obispo.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada