Chiste - Viejita armada.

Chiste - Viejita armada.

Chistes de ancianos, Durante el juicio:

 Abogado: - Cuál es su edad? 

Viejita Indefensa: - Tengo 86 años. 

Abogado: - Podría decirnos, en sus propias palabras que fue lo que sucedió? 

Viejita: - Allí yo estaba, sentada en la mecedora en el porche de mi casa en una agradable noche de Verano, cuando un joven se acercó y se sentó junto a mi. 

Abogado: - Usted lo conocía? 

Viejita: - No, pero el se mostró bastante amigable. 

Abogado: - Que sucedió después de que el se sentó?

Viejita: - El comenzó a acariciar mis piernas.

 Abogado: - Usted lo detuvo? 

Viejita: - No, yo no lo detuve. 

Abogado: - Por que? 

Viejita: - Se sentía muy bien, nadie me había hecho eso desde que mi esposo murió hace 30 años. 

Abogado: - Que sucedió después? 

Viejita: - El comenzó a acariciarme los senos. 

Abogado: - Usted lo detuvo entonces? 


Viejita: - No, yo no lo detuve.

 Abogado: -Por que? 

Viejita: - Bueno, señor Juez, sus caricias me hicieron sentir viva y Excitada. No me había sentido así en muchos años.

 Abogado:  - Que sucedió después?

 Viejita: - Bueno yo me estaba sintiendo tan caliente y excitada que simplemente abrí mis piernas y le dije:
- "Hazme tuya jovencito, tómame, hazme el amor." 

Abogado: - Entonces, él la tomó, le hizo el amor? 

Viejita: - No. El solo gritó "¡Feliz Día de los Inocentes!"... Y ahí fue cuando le agarre la escopeta y le dispare !!
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada