Chistes religiosos - Cura desinformado



El viejo cura había inventado una nueva forma de confesar a las esposas que habían sido infieles a sus maridos; debían decirle que se habían caído en una zanja. De esta forma él se daba por enterado sin poner incómodas a las damas.
Chistes religiosos
Por supuesto que todo el pueblo estaba al tanto. Pero llega un día en que el cura se enferma y mandan un curita de campo para la misa del domingo. Terminada la ceremonia va el curita y le pregunta al intendente:

– Oiga don, sería bueno que hiciera reparar la zanja en donde se caen tantas mujeres

El concejal, que estaba al tanto de todo, largó la carcajada, y el curita le dice:

-No se ría tanto, que su señora se cayó dos veces esta semana.






Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada