Chistes religiosos - Rocanrolero confesándose.


-Era un rocanrolero que se va a confesar.

-Padre, vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.

-Y el padre le contesta:
No te puedo confesar hasta que te cortes el cabello.

- Pasa un año, dos años, tres años y llega el rocanrolero.

- Padre vengo a confesarme yeah, yeah, yeah.
No hijo, hasta que te quites esos aretes, esas pulseras y todos esos colguijos que traes.

- Pasan cinco años, seis años y llega otra vez a confesarse.
Chistes religiososPadre vengo a confesarme, yeah, yeah, yeah.
Que no hasta que te vistas como la gente y te quites eso del yeah, yeah, yeah.

- Pasan cinco, diez, quince años y llega a confesarse.
Padre vengo a confesarme.

- Y el padre le contesta:
Hijo mío, dime tus pecados yeah, yeah, yeah.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada