Chistes religiosos - Tiempo sin confesarse



Una chica se acerca al confesionario en la iglesia.

- Buenos días, padre, soy Teresa. ¿Me recuerda?.

- ¡Teresa, mujer!. Dichosos los ojos. ¡Cuánto tiempo sin verte!.

- Sí, y tengo novio, padre.
Chistes religiosos,

- ¿Y es un buen muchacho?.

- Buenísimo, padre.

- ¿Trabajador?.

- Sí, muy trabajador, padre. Y muy cariñoso.

- ¿Ah, sí?. A ver, dime: ¿qué haces con él?.

- Pues, los días de calor nos vamos a las playas alejadas, nos 
quitamos la ropa y nadamos, y chapoteamos, y nos abrazamos...

- ¿¿¿Desnudos???.

- Pues claro, padre.

- ¿Y no os vienen malos pensamientos?.

- Ah, sí, padre. Venir nos vienen. ¡Pero cogemos y se nos pasan!.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada