Chistes de ancianos - Profesora de piano.


- En un pueblo había una muy querida profesora de piano y órgano. 

- Una mañana, una vecina le dió la grata noticia de que por motivo de su cumpleaños número 85, iría a saludarla el cura del pueblo. 

- Por fin, luego de charlar un largo rato, el cura dijo que debía marcharse, no sin antes escucharla tocar algo en sus instrumentos. 

- La anciana totalmente emocionada por la petición, lo hizo pasar al salón.
Chistes de ancianos,
-  Al entrar el cura no podía creer lo que veía sus ojos; sobre el órgano, había un jarrón con agua y un condón flotando en ella. 

- El hombre no podía concentrarse en la música, toda su atención estaba en aquel jarrón. 

- Ya cuando se marchaba no pudo soportar la intriga, entonces tímidamente le susurró: querida mía, ¿Por qué tiene eso ahí arriba? 

- Entonces, muy inocentemente la anciana le respondió: ¡Ah! Eso me lo encontré en la calle, y como en el sobre decía: 

- "Colocar en el órgano y mantener húmedo; prevenga enfermedades" puede creer padrecito que gracias a Dios no me he resfriado más?..


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada