Chistes de hombres - ¡Por el placer y la vergüenza!.



- Estaba un tipo tomándose unos tragos en una barra. Antes de cada trago brindaba diciendo: 

Chistes de hombres,
- ¡Por el placer y la vergüenza!.

- Así estuvo toda la noche brindando por lo mismo.

- El barman no aguantó la curiosidad de saber por que su cliente hacia eso y le pregunta: 

- Señor, ¿porqué cada vez que usted se toma un trago brinda por el placer y la vergüenza?-.

- El cliente se le queda mirando y le dice:

- Se lo voy a contar y aprovecho a desahogarme. Yo tengo un perro Gran Danés que es enorme y lo tengo desde pequeñito y el mismo es locura conmigo.

- El otro día dejé la puerta abierta mientras me bañaba y el perro entró justo cuando me agachaba a buscar el jabón que se me cayó.

- El perro al verme en esa posición se me trepó y me usó como si fuera su hembra.

- El cantinero al oír esto dice: 

- ¡Que vergüenza!.

- Y el cliente le responde:

-¡¿Vergüenza?!, ¡ese fue el placer! La vergüenza fue cuando me llevó arrastrando por todo el barrio.



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada