Chistes de matrimonios - Problemas con el tamaño


- Un hombre se murió con el pirulino parado. A la hora de meterlo en el ataúd hubo problemas.

- Trataron de doblarselo para todos los lados, pero era imposible porque una vez suelto se levantaba de nuevo.

Chistes de matrimonios, - Trataron de amarrarlo a una pierna, se levantaba junto con la pierna.

- Por fin un vecino dio consejo:

- Córtenlo, engrásenlo y métanselo por el trasero para enterrarlo con el cuerpo.

- Lo hallaron razonable y así hicieron. Una vez hecho el asunto, notaron que del ojo del muerto salió una lágrima y bajó por la mejilla.

- La viuda, al ver la lágrima, dijo, con una tibia sonrisa y susurrándole en el oído al muerto:

- ¡Oh, mi querido! ¿Y no eras tú quien decía que esto no dolía?


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada