Chistes de ancianos - Bodas de oro


-Una pareja celebraba sus bodas de oro, y estuvieron todo el día de fiesta, celebrándolo con cantidad de familiares y amigos que acudieron a felicitarlos.

Chistes de ancianos-Se sintieron muy aliviados cuando, al anochecer, pudieron quedarse solos en el porche contemplando la puesta de sol y descansando del ajetreo de todo el día.

-En un determinado momento, el anciano se quedó mirando afectuosamente a su mujer y le dijo:

- Querida, estoy orgulloso de ti.

- ¿Qué has dicho? -preguntó la anciana.- Ya sabes que soy un poco sorda. ¡Habla más alto!

- ¡Que estoy orgulloso de ti!

- Me parece muy lógico -dijo ella con un gesto despectivo- ¡También estoy harta de ti!!

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada