Chistes de ancianos - Mordida


- Era una viejita que iba a toda velocidad y la detiene un policía que le dice: 

- ¡Abuelita!, su permiso de conducir.

- ¡Ay, hijito!, se me olvidó. 
Chistes de ancianos,
- Su identificación... 

- ¡Ay, hijito!, se me olvidó. 

- Su licencia.... 

-¡Ay, hijito, se me olvido!.

- Entonces, el policía se acerca a la dama y le propone: 

- Lo vamos a tener que arreglar con una mordida. 

- ¡Ay, hijito!, será para después. Porque ¡la dentadura también se me olvidó!.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada