Chistes de infidelidad - El ten


- Una mujer está acostada en su nueva casa cuando repentinamente empieza a vibrar toda la cama y se oye un tren pasar a lo lejos. La mujer llama inmediatamente al casero y le expone que es imposible vivir allí. 

Chistes de infidelidad, - Defendiéndose, el arrendador le explica que la estación está muy lejos, que eso es imposible y que él no tiene ninguna queja de algún inquilino. Pero como los dos insisten en su posición, al final el tipo acepta ir a inspeccionar:

- "Bueno, esto lo podemos comprobar dentro de cinco minutos cuando pase el Talgo Madrid - Irun".

- "Pues métase aquí conmigo en la cama y ya verá como vibra".

- Total que están los dos mirando al techo. En eso que llega el marido y dice el casero:

- "Si le digo que estoy esperando el tren no se lo va a creer, ¿verdad?"



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada