Chistes de niños - Deditos


-Mientras empacaba para mi viaje de trabajo, mi hija de tres años, estaba encantada y pasando un buen rato jugando en mi cama. En cierto momento me dijo:
Chistes de niños
- Papi mira esto, y paró dos de sus deditos de la mano.

-Tratando de tenerla entretenida, cogí su mano y me metí los dos deditos de su mano en mi boca.

-Me voy a comer estos deditos - le dije simulando comérmelos, antes de salir del cuarto de nuevo.

-Cuando regresé mi hija estaba parada en la cama mirando sus deditos desde varios ángulos y con una expresión devastadora en su cara, por lo que le pregunté:

-¿Qué pasa mi amor? 

-Y ella me contestó:

-¿QUÉ LE PASO A MI MOCO?

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada