Chistes de ancianos -El pibe

Estaba un viejito sentado en un banco de una plaza, cuando un chico se sienta a su lado, con todos los pelos parados, con gel, y teñidos de azul, rojo, y verde.

El viejo se queda mirándolo un rato, atónito; hasta que el pibe le dice:

Chistes de ancianos - Qué carajo te pasa viejo forro, qué me miras con esa cara, imbécil. Nunca hiciste nada loco en tu vida?

A lo que el viejo, sin exaltarse, quizás producto de su experiencia de vida, le contesta, casi con tristeza:

- Sí, una vez me emborraché, y me garché un loro... 

Y justamente me preguntaba...
No serás mi hijo ???
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada