Chistes de borrachos - El duende

Había una vez un borracho que estaba en una cantina y en eso que se mete al baño a ocupar, pero cuando iba entrando vio a un enanito, y entonces el enanito que le dice: 

Hola yo soy tu duende y te voy a cumplir 3 deseos.
Chistes de borrachos El borracho emocionado se alegro y le dijo: primero quiero ser millonario.
Y el duende le dijo: cuando llegues a tu casa tendrás todo el dinero que quieras.
El borracho dijo que su segundo deseo era tener a la mujer mas hermosa de todo el mundo.
Y el duende dijo: cuando llegues a tu casa ella te va a estar esperando en la cama.
Y mi último, dijo el borracho es tener un ferrari y una hummer.
El duende dijo: cuando llegues a tu casa lo vas a tener en tu garaje. Cuando terminaron el borracho dijo gracias por todo, no se como pagártelo.
A lo que el duende contesto: Como que gracias? dame tus nalgas  o no te cumpliré tus deseos, el borracho se bajo el pantalón y le dijo apurate pues para que nadie nos vea, el duende se subió a una silla y empezó a darle.
Y el borracho le dijo: hay tan chiquito y con tremenda cosa.
Y el enanito le dijo: tan grandote y todavía crees en duendes.
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada