Chistes de ancianos - El timbre

Estaba una viejita tratando de tocar el timbre de una casa, pero no alcanzaba. En esas llega un joven y le dice:
Chistes de ancianos
¿Le ayudo a tocar el timbre?. 
Sí por favor.

El joven toca el timbre y le dice: 
¿Y ahora?.

Y la viejita le contesta:
Ahora, ¡a correr!
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada