La suegra


Con una expresión resignada en el rostro, pero al mismo tiempo con una actitud firme y decidida, un hombre llevó a su mascota a lo del veterinario.
Chistes de matrimonios,
—Vine a que le corte la cola a mi perro —dijo.

—Pero ¿por qué? —repuso el médico, un tanto sorprendido—. 

¿Cuál es el problema?

—Resulta que mi suegra va a venir a la casa a vivir con nosotros, y no quiero que vea ninguna señal de bienvenida.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada