Los siete enanitos en Europa

Los siete enanitos en Europa

Los siete enanitos están de viaje por Europa, y han llegado a Roma. Piden audiencia con el Papa, ya que están por allí y por supuesto se la conceden, porque claro, para eso son LOS FAMOSOS SIETE ENANITOS. 
Chistes varios,
Los enanitos, encabezados por Gruñón, entran en la sala de audiencias. El Papa les saluda:
- "Queridos hermanos, ¿quereis preguntarme algo?¿Hay algo que los inquiete?


Gruñón se adelanta:
- "Disculpe Santidad, queríamos saber si en Roma hay monjas enanas."
El Papa le responde sorprendido:
- Pues, no, en Roma no hay monjas enanas.
Se oyen algunas risitas y murmullos entre los enanitos. Gruñón mira atrás molesto y todos se callan. Vuelve a preguntar:
- ¿Y en Europa no hay monjas enanas?
El Papa responde de nuevo con santa paciencia:
- No, querido hijo, que yo sepa en toda Europa no hay monjas enanas. Ahora los enanitos se ríen francamente mientras Gruñón se va poniendo colorado.
- ¿Y en el mundo? En todo el mundo no hay monjas enanas, pregunta Gruñón.
- No, querido hijo, seguro que en todo el mundo no hay monjas enanas; responde el Papa.
Los enanitos, sin Gruñón, se ríen a carcajadas, saltan, se abalanzan los unos sobre los otros en montones mientras cantan:
- "Gruñón se cogió a un pingüino, Gruñón se cogió a un pingüino, Gruñón se cogió a un pingüino..."
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada