Perro guardiàn

Mi cuñada, que trabaja conduciendo un tráiler, había decidido conseguir un perro para su protección. 

Cuando examinó un posible candidato, el entrenador le dijo:

Chistes de animales, —No le gustan los hombres.

—Perfecto —pensó ella y se llevó al perro.

Un día que la abordaron dos sujetos en un estacionamiento, ella se puso muy atenta para ver cómo reaccionaría su perro guardaespaldas. 

Pronto le quedó claro que el entrenador no estaba bromeando. Cuando los hombres se acercaron, el perro huyó a esconderse bajo el auto más cercano.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada