Enano en autobùs

Al autobús subió un enano y se sentó al lado mío.
Después de algunos minutos el camión frenó en una parada y el enano se resbaló del asiento. 
Chistes de hombres, Entonces lo agarré del brazo y lo volví a sentar en su lugar. 

Unos minutos mas tarde el enano se resbaló de nuevo y conseguí ayudarlo otra vez. 

Al ratito el enano pendejo se resbala por tercera vez y yo ya lo agarro otra vez del brazo y encabronado le digo:
 -Agárrate bien cabrón, te vas a estar resbalando todo el trayecto? 

Y el enano me contesta: 

-Porqué no te vas a chingar a tu madre, hace 3 paradas que intento bajarme y no me dejas!


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada