Chiste: Es muy contagioso

Chiste: Es muy contagioso



Una joven y hermosa mujer que acude al médico, y luego de muchos rodeos, decide contarle su problema al facultativo diciéndole:  -Doctor, mi problema es que cuando me desnudo y me miro en el espejo, mis pezones se ponen erectos... rígidos... Una joven y hermosa mujer que acude al médico, y luego de muchos rodeos, decide contarle su problema al facultativo diciéndole:

-Doctor, mi problema es que cuando me desnudo y me miro en el espejo, mis pezones se ponen erectos... rígidos... 

-Bien, veamos; desnúdese por favor -solicita el médico. 

La mujer obedece, y al quitarse el sujetador y dejar libres sus hermosos pechos, los pezones se le ponen rígidos, apuntando directamente a la cara del facultativo. 


El médico se queda observando atentamente, se acomoda las gafas y se acerca un poco más. Al ver la cara de asombro del profesional, la mujer angustiada le pregunta: 

-Doctor, ¿es muy grave mi enfermedad? 

El médico acariciándose sus genitales le responde: 

-No, no creo que sea grave, ¡PERO SI ES MUY CONTAGIOSO...! 
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada