Hombre tacaño



- Había una vez un hombre que estaba en su lecho de muerte, pero este hombre era muy malo, tacaño y todos lo odiaban… 

Chistes de hombres, - Le preguntaron qué en donde quería ser enterrado y el hombre contesto: 

-Quiero que me entierren en Jerusalén. 

- Al fondo de la habitación se oyó un grito estrepitoso: 

-¡No!... ¡En Jerusalén no!. 

- Todos voltearon a mirar y le preguntaron al hombre: 

-¿Por qué en Jerusalén no? , si es la última voluntad del señor. 

- Y el hombre dice: 

-¡Porque yo escuche de alguien que murió allí y resucito al tercer día!.


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada